CHEPEDIABLO Y EL CARTEL DE TEXIS

CAPTURAN A CHEPE DIABLO

 

Las autoridades salvadoreñas capturaron al empresario y dirigente deportivo José Adán Salazar Umaña conocido como “Chepe Diablo”, quien ha sido señalado por las autoridades de Estados Unidos como cabecilla de una de las estructuras más poderosas del narcotráfico y el contrabando. Se estima que lo defraudado al fisco mediante operaciones financieras ilícitas podría ascender a US$ 1,000 millones.

Los familiares de Chepe Diablo, entre ellos su ex esposa y la hija de ambos, también fueron capturados. Romelia Guerra Argueta ex esposa del alcalde de Metapán, el hijo de ésta, Wilfredo Guerra y otros familiares de Salazar Umaña son señalados de participar como testaferros y se encuentran prófugos.

El director de la Policía salvadoreña, Howard Cotto dijo que las investigaciones apunta a que en un período de 12 años la empresa Gumersal realizó unas 320 mil operaciones financieras injustificadas.

El contrabando era otra de las operaciones del grupo delictivo, especialmente mediante el ingreso de granos básicos y harina de trigo que pasa hacia Honduras y Guatemala sin control. Chepe Diablo es líder del denominado Cartel de Texis y fue señalado de utilizar al menos 20 empresas para esconder sus operaciones. Por este caso ha sido procesado el ex fiscal general salvadoreño Luis Martínez a quien se sindica de colaborar con la estructura.

Se tiene conocimiento que actual Vice Presidente de El Salvador, Oscar Ortiz, Conocido durante la guerra interna como Comandante Guillermo Rodríguez o Comandante Memo, era socio de Chepe Diablo en una empresa fundada en el año 2000. La empresa ha servido para triangular la compra de terrenos en Jiquilisco, en el departamento de Usulután.

José Adán Salazar Umaña fungió como presidente de la primera división de futbol salvadoreño. El Cartel de Texis se infiltró en el futbol para amañar partidos y utilizarlos en un entramado para el blanqueo de dinero proveniente del narcotráfico.

Farmacias, casas de cambio, vehículos, inmuebles, son solo algunos de los negocios utilizados para el lavado. El auge económico de Chepe Diablo data de 1990 cuando inició la construcción de los Hoteles San José, en Metapán, luego creó la empresa Inversiones Salazar y se convirtió en socio de Agroindustrias Gumarsal que se dedicaba a la comercialización de granos básicos. Con las ganancias construyó cinco hoteles más. Tanta bonanza lo puso en la mira de las agencias de inteligencia de Estados Unidos. El cartel de Texis controla la Ruta Norteña por donde pasa la droga desde Honduras hacia Guatemala. La fiscalía salvadoreña lo acusó de evasión de impuestos y éste aceptó pagar una multa de medio millón de dólares cuando le encontraron cheques falsos y pago a proveedores que no prestaron los servicios.

ROXANA AVILA