Continúan las invasiones en El Estor, Izabal

Es imposible comprender como un grupo de personas, supuestamente desposeídas, deciden tomar por la fuerza propiedades de otra que, con sacrificios ha logrado adquirir para producir y llevar el sustento a sus familias. Eso es lo que ha estado pasando en El Estor, Izabal, bajo la mirada impasible de las autoridades que nada han querido hacer para garantizarles sus derechos a la propiedad privada. Desde febrero, cuando supuestos líderes identificados como los maestros de educación pública Notrato Caal, Martín Asij y Enrique Che, al frente de un grupo de delincuentes, porque eso es lo que son, delincuentes que arrebatan sus bienes a sus legítimos dueños, invadieron la Finca Palma de Mallorca. Los invasores se dieron a la tarea de saquear los potreros, quemar pastos, talar manacos y árboles centenarios para construir sus ranchos y vender la madera. Solicitamos a las autoridades de Diprona que investiguen la depredación que se está cometiendo en las fincas invadidas, que detengan la tala ilegal de árboles de madera fina en bosques centenarios. A la Procuraduría de los Derechos Humanos, que intervengan para garantizar a los dueños el derecho a la propiedad privada y el derecho a la vida, la cual ha estado amenazada por esos grupos armados que les arrebataron sus propiedades. Al Ministerio Público, para que actúe conforme a la ley, juntamente a las fuerzas de seguridad, para que esos bienes sean devueltos a sus legítimos propietarios y no sigan dándose esos desmanes de grupos que actúan al margen de la ley