PNC retoma control de Correccional Las Gaviotas respetando Derechos Humanos (Resumen de los hechos)

Desde tempranas horas de la mañana se tuvo conocimiento del supuesto aparecimiento de dos internos

del Centro Correccional Las Gaviotas ahorcados dentro del mismo centro.

La primera hipótesis manejada era el suicidio.

Momentos después, se rumoró la posible fuga de 10 internos, conociéndose la recaptura de 6 de los

mismos, quienes fueron regresados al centro de detención, momento en el cual comenzó el motín de

parte de la mayoría de los internos, quienes protestaban por la supuesta negativa del director del

correccional de negociar sobre la duración de la visita, la comida y hasta tiempo para ver la televisión

habría generado el motín.

La Policía Nacional Civil se hizo presente, pero solamente brindando apoyo en seguridad perimetral, ya

que querían evitar problemas con los Derechos Humanos, ya que cuando las fuerzas del orden actúan

para reducir a los inconformes al orden, son señalados de violar los Derechos Humanos.

La situación se descontroló cuando los internos se subieron al techo del correccional, y de allí se

trasladaron a los techos vecinos, ingresando a una bodega donde sustrajeron e ingirieron bebidas

alcohólicas, algunos de ellos resultaron golpeados al desplomarse un techo, y fueron trasladados por

socorristas al Hospital Roosevelt.

Al mismo tiempo se supo de un intento de motín en el Anexo del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, en

la zona 15, donde los inconformes indicaron que era en apoyo a los detenidos en Las Gaviotas. En el

desorden 2 internos lograron darse a la fuga, pero fueron localizados y regresados a dicho centro.

En la jornada pudo notarse el poco interés que la Procuraduría de los Derechos Humanos mostró ante

tales situaciones, ya que se hicieron presentes ya entrada la tarde; al mismo tiempo que las fuerzas de

seguridad solamente brindaron seguridad perimetral, por temor de ser señalados de violación a los

Derechos de los internos, y ser enviados a prisión por lo mismo.

Esta acción puede declararse como un éxito para las fuerzas policiacas, ya que lograron reducir al orden

a los protestantes sin que resultara alguna persona herida, y los representantes de los Derechos

Humanos fueron testigos del profesionalismo de los elementos del orden.